Acuario amazonico: Ciclidos enanos y peces compatibles

COMO DEBE SER EL ACUARIO

En primer lugar, el tamaño reducido de estas especies no quiere decir que el acuario pueda ser de pequeñas dimensiones. Todo lo contrario, en acuarios inferiores a 50 litros, tan solo el mantenimiento de una pareja podrá ser factible. Aunque la mayoría de estos Cíclidos son especies normalmente pacificas con el resto de habitantes, necesitan ocupar una zona relativamente amplia en el acuario, ya que son bastante territoriales durante la época de cría. Por esta razón deberemos dotarles de zonas delimitadas mediante piedras, plantas u objetos decorativos, de forma que no cause problemas de adaptación para el resto de habitantes. Podemos instalar algún tronco o raíz ya tratado, que podremos encontrar en las tiendas de nuestra localidad. Estos troncos o raíces crearan cuevas donde podrán refugiarse nuestros peces, al mismo tiempo que darán al agua una ligera tonalidad amarillenta, similar a muchos ríos del Amazonas y ayudaran a mantener el ph ligeramente ácido que necesitan estas especies. El acuario amazónico puede montarse sobre un substrato fino o medio, en el cual podremos mantener una vegetación abundante y diversa sin grandes problemas.

La filtración, calefacción e iluminación jugaran un papel muy importante para el buen mantenimiento de nuestro acuario amazónico. Para una filtración correcta será necesario dotarlo de un filtro que como mínimo haga circular tres veces la cantidad de litros de agua del acuario. En el filtro será conveniente instalar masa filtrante artificial (tipo perlón), al igual que algún material donde puedan alojarse las bacterias nitrificantes.

También y según lo requiera el tipo de acuario, podremos colocar diferentes materiales para poder conformar unas características químicas del agua ideales. El carbón activo es uno de los materiales más populares y utilizados, tiene la ventaja de que se consigue un agua más cristalina, pero el contra de que consume excesivo oxigeno. La turba también es otro material muy utilizado; precisamente en acuarios amazónicos conseguir y mantener el ph ligeramente ácido que requieren algunas especies, tan solo será posible con la instalación de este material.

Dado que se trata de un acuario amazónico, deberemos mantener una temperatura que ronde los 25º a 30 º C. entre los que oscila el agua en los trópicos, además de adaptarla a las necesidades de las especies a mantener. Para ello nos ayudaremos de uno o más calentadores con termostato, cuya potencia deberá ser de un mínimo de 2 W/litro. En este aspecto es conveniente no escatimar, ya que variaciones bruscas de temperatura pueden ser fatales para nuestros peces. Con un buen calentador, también nos será más fácil regular y mantener una temperatura constante, sin ser necesario corregir la posición del termostato. Una medida de precaución es la de instalar un calentador adicional, regulándolo 1º por debajo del principal, de tal manera que tan solo funcione como ayuda, bien por descenso de la temperatura ambiental o por mal funcionamiento del otro.

La iluminación desempeñara una función muy importante en la salud de nuestras plantas, ya que una luz inadecuada, pobre o excesiva nos causara problemas difíciles de reparar, como la proliferación de algas. Principalmente y en la mayoría de acuarios se utilizan fluorescentes, algunos de los cuales están totalmente desfasados y no suministran el tipo de luz que necesitan nuestras plantas. Personalmente aconsejo instalar fluorescentes de tipo hortícola, proponen un espectro de luz muy similar al del Sol, ideal para todo tipo de plantas. Otra norma a tener en cuenta en la iluminación, será cambiar periódicamente el/los fluorescentes, como máximo cada 6-8 meses y realizarlo alternado en caso de tener mas de uno. La potencia y el tiempo que deberá permanecer en funcionamiento la iluminación, ira en función de la situación del acuario, cantidad de plantas o de las especies que mantengamos; pero podemos establecer una proporción de 0,5W/litro y un tiempo entre 8 y 10 horas de encendido.

MANTENIMIENTO DEL ACUARIO

El mantenimiento de este tipo de acuarios debe ser esmerado. Los cambios de agua deberían realizarse lo mas habitual posible, ya que estas especies requieren un agua de excelente calidad, con unos niveles de nitratos muy bajos. Realizando cambios parciales de agua del 20% cada 20 días como máximo, podremos mantener unos niveles óptimos de nitratos. Si no realizamos estos cambios causaremos el deterioro progresivo medio ambiental de nuestro acuario. Todos los elementos decorativos, plantas, fondo y cristales se llenaran de algas indeseables muy costosas de eliminar y los parámetros químicos se desequilibraran, siendo muy costoso devolver una calidad idónea del agua a nuestros peces.

Otro factor muy importante es la limpieza de los cristales y sobretodo del fondo. Al mismo tiempo que sacamos agua, podemos aprovechar para succionar todo el detritus del fondo, retirando también las hojas muertas o que se encuentren en mal estado.

Aunque la limpieza del filtro ira en función del volumen de litros que mueva y la calidad del mismo, deberemos limpiarlo en cuanto observemos un caudal muy inferior al habitual o las esponjas estén llenas de residuos. Hemos de recordar que en el filtro se encuentra la población mas importante de bacterias, con lo cual al limpiarlo a fondo y eliminar todos los restos orgánicos deberemos de hacerlo con agua declorada. Si disponemos de varias esponjas filtrantes no cambiaremos todas al mismo tiempo, ya que eliminaríamos todas las bacterias y causaríamos una explosión de nitritos.

PECES Y PLANTAS PARA MI ACUARIO AMAZONICO

Por suerte, este tipo de acuario nos da la opción de elegir entre una gran variedad de especies de peces y plantas, perfectamente compatibles entre si.

Los Cíclidos enanos, son los que tienen una mayor popularidad, esto hace que exista una mayor demanda y como consecuencia una mayor oferta de estos bellos peces. Entre estos podemos citar a los Apistogrammas, el género más popular y que engloba a la mayoría de especies de Cíclidos enanos. En el se encuentra especies como Apistogramma cacatuoides, Apistogramma borelli, Apistogramma agassizzi o Apistogramma viejita.

Otros géneros de interés en los cuales se hallan especies importantes por su popularidad son: Laetacara, Nannacara y Papiliochromis. Mientras en el primero encontramos a Laetacara dorsigera y Laetacara curviceps, en los otros dos se hallan: Nannacara anomala, Papiliochromis ramirezi y Papiliochromis altispinosa. Todas estas especies junto a otras muchas, requieren unas características del tipo de acuario prácticamente idénticas, tan solo en algún caso deberemos modificar los parámetros ligeramente. La inmensa mayoría de estos peces están criados en cautividad y en unas condiciones químicas posiblemente diferentes a las de su hábitat natural, por esta razón será más fácil su mantenimiento y soportaran mejor esas pequeñas oscilaciones en los parámetros químicos. No obstante, no deberemos descuidarnos; mantener siempre un agua limpia y nueva, junto a unas condiciones ambientales ideales serán necesarios y la mejor garantía de supervivencia para estos peces.  Aunque se trate de peces territoriales, la combinación de estos hermosos Cíclidos con la gran mayoría de Carecidos y algunos Siluros, se hace necesario para recrear un ambiente idóneo; en el que cada especie cumplirá una función ayudando a un mejor mantenimiento del acuario.

En el género de los Carácidos podemos encontrar especies como Neones, cardenales, peces hacha, tetras etc., darán tranquilidad, a la vez que representaran a un “enemigo” ante el cual defender el territorio y lugar de desove.
Por su parte en el género de los Siluros podemos encontrar especies como las Corydoras, casi necesarias para acabar con los restos de comida que quedan en el fondo y a los que nadie hará caso. También encontramos a los Ancistrus y Otocinclus, especies ideales para mantener a raya las algas y de un tamaño muy inferior a sus parientes los Plecostomus.

En cuanto a las plantas podemos encontrar diversas variedades de Echinodorus, que nos decoraran estupendamente la parte anterior del acuario, ya que son plantas de tamaño medio y alto. También podemos recurrir a plantas de otros lugares tropicales e incluso más meridionales, como pueden ser la Vallisneria, Sagitaria o Hygrophila. Para la parte posterior y procedente de la zona, tenemos a Samolus parviflorus y Echinodorus tenellus; estas plantas no exceden los 10 cm y colocadas en grupos crearan un contraste ideal con el resto. También existen plantas de otras zonas tropicales; como Criptocorine, Anubia nana, Eleocharis parvulis o Acorus gramineus entre otras, que se adaptaran fácilmente y formaran un hermoso jardín subacuático.

COMO CUIDO DE MIS PECES Y PLANTAS

El mantenimiento de las especies anteriormente descritas y algunas otras, no resulta complicado si les dotamos de un agua de buena calidad y con los parámetros químicos adecuados. Aunque la mayoría de especies aceptaran de buen grado la comida seca, la alimentación deberá ser variada, combinando alimento en escamas con alimento congelado. Tampoco estará de más, si es posible suministrarles algún tipo de alimento vivo, basado en artemia, daphnia o algún gusano. Como norma prioritaria para una buena salud de nuestros peces, es evitar en lo posible el estrés, tanto en el traslado como en la manipulación de los ejemplares.

Las plantas en este tipo de acuario prácticamente se hacen necesarias. Éstas pueden resultar algo mas complicadas de mantener que los peces. Además de una cualidad de agua especifica, requieren una iluminación especial y un buen abono para su crecimiento.

Hoy en día podemos encontrar gran variedad de plantas en las tiendas especializadas, muchas de las cuales se adaptaran fácilmente a este tipo de acuario. Para mantenerlas en perfecto estado, en primer lugar deberemos podarlas ligeramente y realizar un correcto plantado sin dañar las raíces.

Posteriormente tendremos que suministrarles todo el alimento que necesiten y aportarle una correcta iluminación para que puedan desarrollar la fotosíntesis. Como alimento existen abonos que complementan las carencias de algunos minerales en el agua, como el hierro. Este deberá ser administrado con precaución; para ello será conveniente controlar los niveles presentes en el agua y añadir en caso necesario la dosificación marcada por el fabricante. Tener valores excesivos de este metal es altamente tóxico para nuestros peces. La instalación de un equipo de CO2, aunque no es necesario, hará que nuestras plantas crezcan más vigorosas y fuertes.

En cuanto a la iluminación, cito a Philips con los modelos New Generation, 84 y 94, especiales para uso hortícola. Personalmente me han dado muy buen resultado con mis plantas y son los que encuentro mas fácilmente.

CONCLUSION

El acuario amazónico es un hábitat con infinidad de posibilidades, en el que podremos combinar una gran variedad de peces y plantas con los que disfrutar de un hermoso espectáculo de comportamientos y coloraciones.

BIBLIOGRAFIA

  • Atlas del acuario Mergus. Dr. Rüdiger Riehl y Hans A. Baensch, 1996
  • American Cichlids I.Dwarf Cichlids. Horst Linke- Wolfgang Staeck. 1994 Tetra Press
  • Complete book of dwarf Cichlids. Hans-Joachim Richter. 1989. T.F.H.Publications, Inc

próximo puesto

Atrás puesto

Dejar una contestacion


8 + 7 =


© 2018 Cíclidos México

Tema de Anders Norén