Cíclidos México

Microgeophagus altispinosus (Haseman, 1911)

Orden: Perciformes
Familia: Cichlidae
Subfamilia: Geophaginae
Tribu: Geophagini
Genero: Microgeophagus
Especie: Microgeophagus altispinosus 

Notas sobre el nombre de género y su correcta clasificación

En 1971, Axelrod describió el género Microgeophagus (con “c” en lugar de con “k”) para clasificar al Ramirezi de Venezuela y Colombia, Microgeophagus ramirezi. Común en el comercio y originalmente ubicado en el género Apistogramma. Microgeophagus ramirezi fue trasladado al nuevo género considerando que era muy diferente en morfología y comportamiento reproductivo a los representantes del género Apistogramma. Para complicar todavía más la taxonomía, Kullander en 1977 estableció el género Papiliochromis para incluir dos especies de Ramirezi, ya que se incluía el Ram boliviano, actualmente Microgeophagus altispinosa (Haseman, 1911), sobre la base de que Microgeophagus podría ser considerado “nomen nudum” (descripción inválida, por falta de datos). Aún existen algunos debates con respecto al género correcto de los Ramirezis, sin embargo, se han dado fuertes argumentos por Robins y Bailey (1982) y Langhammer (1991) a favor de Microgeophagus . El mismo Kullander, según se cita en Cichlid Room Companion (Lee Newman, 1996) ha reconocido ya la sinonimia de Papiliochromis, aunque no reconoce a Axelrod como el autor del mismo, sino a Meulengracht-Madsen, quienes en 1968, y por tanto antes de Axelrod hicieron algunos comentarios acerca del Ramirezi en un libro de acuarios danés publicado por A. Schioetz y S. Christensen, usando el nombre Mikrogeophagus). De ahí que se use la “k” de los daneses y no la “c” de Axelrod… por el momento. Lo cierto es que en la nomenclatura latina la “c” sería mucho más correcta.La primera importación la llevaron a cabo a Alemania, 1984, por Horst Linke y W. Staeck

Nombres comunes

Ramírez boliviano, ramirezi boliviano, Ramírez rojo y Rubí payaso.Papiliochromis.

Distribución

El hábitat natural del Ramírez boliviano es desde el río Mamoré en la confluencia con el río Guaporé cerca de la ciudad de Trinidad, la cuenca del río Guaporé en Santa Cruz en Bolivia, el río Quizer cerca de San Ramón, la depresión al sur de Todos Santos en Bolivia y la desembocadura del Igarape cerca de Guajara-Mirim en Brasil. .

Hábitat

Amazónico.

Parámetros del agua

El agua en el hábitat natural de este pez es ligeramente blanda, con un GH entre 4ºd y 5ºd, y un pH alrededor de 7.5. Habita en zonas donde abundan las explotaciones ganaderas, por lo que el agua no se puede decir que sea precisamente del todo pura. Por eso este pez no es tan estricto con los parámetros del agua como otros cíclidos enanos; es el pez que mejor se puede adaptar a distintas condiciones de agua, pero esto no quiere decir que pueda sobrevivir en un estercolero, necesitan un mínimo de condiciones para estar en perfectas condiciones.

Temperatura

Entre 22 y 26ºC.

Morfología

Cuerpo alargado, relativamente alto y comprimido lateralmente, que le dan un aspecto más robusto y «rechoncho», aleta dorsal muy alta equivalente a la mitad de la altura de su cuerpo. En la aleta caudal los radios extremos son más largos que los demás. Los ojos en relación a su cuerpo y en comparación con otros cíclidos enanos, parecen desproporcionadamente grandes.

Coloración

El tono base va desde el plata, pasando por amarillos muy tenues y beige (tonalidad de la arena), presentan una línea negra que le atraviesa verticalmente el ojo. Tiene un ocelo negro en las tres primeras espinas de la aleta dorsal. Tienen una mancha negra en los costados más o menos visible dependiendo del estado de ánimo. Los radios externos de la aleta caudal, y el borde superior de la aleta dorsal presentan un color rojizo, mientras que las aletas anales y ventrales son completamente rojas con los bordes azules.

Tamaño

El tamaño del Microgeophagus altispinosus es ligeramente superior al del M. ramirezi, el macho llega a los 10 cm, las hembras raramente sobrepasarán los 7 cm.

Comportamiento

Son peces tranquilos, que no demuestran agresividad hacia otras especies. Son bastante activos, dando frecuentes paseos por todo el acuario, como si buscaran la atención de los demás. Tienen una peculiar forma de moverse, con cortos y muy rápidos desplazamientos, y subiendo y bajando constantemente la aleta dorsal.

Mantenimiento

Un acuario de unos 50 litros será suficiente para una pareja, o un macho con dos hembras, aunque si queremos meter más de un macho, necesitaríamos por lo menos un acuario de unos 100 litros con por lo menos 80 cm de frente, ya que los machos son muy territoriales, y necesitan suficiente espacio. Los machos delimitan grandes territorios y se muestran mucho más agresivos que las hembras. Deberemos de poner por lo menos un escondite por cada hembra en cada territorio. Los escondites deben estar repartidos por todo el acuario para que ellos mismos se los “repartan” según la jerarquía establecida. Una vez que se ha formado una pareja, esta defenderá su territorio conjuntamente. Plantación densa en la periferia, plantas bajas en terrazas en el centro del acuario, cuevas y escondites formados por rocas, troncos y raíces.

Alimentación

Es esencial que les proporcionemos una dieta variada y rica. Aunque aceptan bien las escamas, conviene darles también granulado, además de comida viva o congelada (artemia, larva roja,…).

Diferencias sexuales

El macho es de mayor tamaño que la hembra. Los machos tienen las aletas más alargadas que las hembras, además de los tres primeros radios de la aleta dorsal mucho más desarrollados que los demás radios. Las hembras presentan el vientre de color más rosado. Generalmente los machos adultos son más delgados que las hembras.

Reproducción

La reproducción del ramirezi boliviano es muy similar a la de su congénere venezolano, por no decir idéntica. Tiene lugar en una superficie plana en el fondo del acuario (una piedra o una hoja amplia), ambos progenitores cuidan de sus alevines. Se trata de un pez de vida corta y que por lo tanto siempre está dispuesto para la freza, aunque por motivos desconocidos, estos peces no están dispuestos a la cría hasta que no han alcanzado por completo la edad adulta. El cortejo consiste en contorneos y agitaciones de uno frente al otro, y el macho limpiará concienzudamente la zona elegida para la puesta, si la hembra está interesada, se unirá a esta labor de limpieza. La puesta se compone generalmente de unos 150 huevos, que los padres se encargarán de cuidar. Tres días después de haberse producido la puesta se produce la eclosión, momento en que los padres trasladarán a los alevines hasta el refugio elegido, y los alevines permanecen por unos 3 días alimentándose de su saco vitelino. Una vez terminado este periodo conviene alimentarlos con nauplios de artemia. Tanto el Ramírez Boliviano como su «primo» Venezolano no necesitan de varias hembras para criar, pudiendo ser calificados de monógamos.

Galería

Videos

Dificultad de mantenimiento: 4

Dificultad de alimentación: 2

Dificultad de reproducción: 3

Dificultad global: 3

Cíclidos México, ©Copyright, México.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2021 Cíclidos México

Tema de Anders Norén

Translate »