Cíclidos México

Redescubriendo Al Príncipe Negro – Characodon audax

Antes de comenzar la historia de la odisea que nos llevó a tratar de redescubrir al Characodon audax, es necsario darle, a usted el lector, algunos antecedentes acerca de este importante pez para poder estar más familiarizado con la especie y por qué nuestra búsqueda fue necesaria.

Characodon audax, comúnmente conocido como el Principe Negro es un vivíparo, pertenece a la familia Goodeidae y son endémicas de México.

Los Godeidos son vivíparos especiales tienen una una estructura especializada en los embriones conocida como trofotenia, un cordón umbilical rudimentario, que proporciona nutrientes a los embriones durante el desarrollo dentro de la hembra. C. audax es originario del estado de Durango, México, y las condiciones para mantenerlo en un acuario no son complicadas. Durango es famosa por sus temperaturas extremas, pero independientemente de si las temperaturas del aire son altas o bajas, la temperatura en las aguas donde se encuentran los peces se mantiene alrededor de 24 ° C. El pH es también estable 7.5 y el agua es dura. Se debe mantener a los godeidos en agua fría (menos de 27 ° C) con dureza y alcalinidad moderadas. Mantenerlos en aguas más cálidas pueden causar que los peces se enferman y mueran.

Macho de Characodon audax
Empecé a oír rumores y leer informes a principios del 2011 acerca de la posible extinción del «Príncipe Negro» en la naturaleza, lo que me causó gran preocupación. Yo había visitado Durango en 2009 y encontré que la población estaba en excelente estado de salud.

El arroyo donde encontramos Characodon audax por lo menos.

En aras de determinar si los rumores eran ciertos, me embarqué en un viaje con unos amigos a visitar el Estado de Durango para ver si podemos localizar al Characodon audax o confirmar si en realidad ya no existía.

Macho de Characodon lateralis «aguilera»
Nos embarcamos en el viaje a mediados de diciembre del 2011, y nos dirijimos directamente a la ciudad de Durango, llegamos tarde por la noche, pero decidimos seguir adelante y visitar algunos manantiales cercanos que sabíamos que deberían tener algunas otras especies amenazadas: Characodon lateralis y Cyprinodon meeki. Al día siguiente visitamos algunos otros lugares cercanos a la Ciudad de Durango que también tienen poblaciones de C. lateralis, incluyendo la ciudad de Abraham González, que es el hogar de una población de esa especie que es bien conocida en la acuariofilia. Pudimos localizar a los goodeids en esos lugares.

Hembra Characodon lateralis «Aqualera»

Seguimos un camino de terracería desde la ciudad de Abraham González que conduce a través de muchos kilómetros de desierto, cactus, rocas volcánicas y vacas muertas hasta el pueblo de El Toboso, que es la ciudad más cercana al manantial, que es el hogar de el Príncipe Negro.

Esta región estaba sufriendo los efectos de la peor sequía en 70 años (que es por qué había tantas vacas muertas). El pueblo se localiza en las orillas de una laguna llamada «El Ojo de Agua de las Mujeres», pero fue imposible la búsqueda de los peces a lo largo de las orillas de la laguna debido a todos los cerdos que los pobladores mantienen allí. Los animales se revuelcan en el lodo del borde del agua y arruinan el hábitat de los peces. El manantial que puede contener a las especies que estábanmos buscando no se encuentra en la laguna. Estacionamos nuestro camión cerca de la orilla de la ciudad, descargámos nuestro equipo de colecta y luego comenzámos a caminar por un campo lleno de piedras volcánicas. Deíamos tener cuidado, porque este lugar rocoso está lleno de en uno de los alacranes más venenosos en México (Centroides suffusus) y tiene muchas serpientes de cascabel (Crotalus sp.)

El comienzo del manantial, cerca de El Toboso, donde se encuentra C. audax

Después de unos pocos minutos con cuidado llegamos al manantial, que está cubierto con una pared de piedra y tiene un flujo de agua mucho menor que otros manantiales de la zona. De inmediato comenzámos a buscar al Characodon audax, donde en años anteriores había encontrado muchos de ellos. Lo que encontré en su lugar me entristeció mucho. Tuve la oportunidad de pescar muchos peces con mi red, pero no eran el «Príncipe Negro», en su lugar encontré la especie invasiva Gambusia senilis. Se realizaron búsquedas en el área del manantial por más de una hora, y empezamos a creer que los rumores de la extinción del «Príncipe Negro» podrían ser ciertos.

La razón de su desaparición no habría sido la sequía, como lo sospechámos, porque había suficiente agua en el manantial para mantener a una población de peces. Tampoco podía haber sido la causa la contaminación, debido a que el número de peces que encontramos indican que el agua estaba limpia y sana.

Gambusia senilis es una especie invasora que está desplazando al C. audax

La pérdida del Characodon audax tendría que ser atribuida a la presencia de los competidores por el mismo recurso alimenticio que los godeidos necesitan. El pez mosquito es capaz de reproducirse mucho más rápido y su rápido crecimiento demográfico empuja a las especies nativas. He visto que esto suceda en otros lugares a otras especies en México. La Gambusia sp. están causando problemas para los peces nativos en todo el mundo.

Un macho del godeido «Principe Negro» en estado salvaje.

Un Rayo de Esperanza

Estábamos cerca de abandonar la búsqueda cuando Jaime Rodríguez, quien había trasladado su búsqueda mucho más abajo de la cabecera del manantial, de repente nos llamó con un grito de emoción, «¡Aquí están! ¡Aquí están! » Todos se unieron a Jaime y vimos a una pequeña población del «Príncipe Negro», no más de 50 individuos, en una poza de poca profundidad persiguiéndose unos a otros y alimentándose. El descubrimiento de los peces fue un gran alivio. Los rumores de la extinción son falsas, pero el final feliz no es perfecto. La población de C. audax no está segura. Una vez que la euforia de encontrar a los peces había pasado, nos dimos cuenta de que los días de este maravilloso godeido en este hábitat están a punto de pasar. La población seguirá siendo presionada por el pez mosquito invasor, que ampliará su alcance y empujará a los godeidos más abajo.

Una hembra del godeido «Principe Negro» en estado salvaje

Finalmente, el «Príncipe Negro» se verá obligado a moverse a una zona de la corriente que es demasiado cálida en los meses de verano, por consecuencia, la especie se desaparecerá. Esta es una situación triste y sin esperanza.

Los acuarios para la conservación jugarán un papel importante en la preservación del C. audax. Hay poblaciones en cautiverio de esta y otras especies de godeidos que se mantienen en las universidades, pero el número de peces que pueden mantener esos repositorios es limitado. La población de especies en peligro de godeidos ya es mayor en los tanques de acuaristas que las que existen en la naturaleza, y si no fuera por el esfuerzo de los aficionados habría muchos más godeidos extintos de los que ya existen.

Más Malas Noticias

Estábamos regresando a la camioneta cuando nos encontramos a un aldeano y su perro. Le preguntamos acerca de las condiciones de la laguna, a lo cual respondió con alegría que eran muy buenas. Él nos dijo que un representante del gobierno había visitado recientemente el pueblo para preguntarle a la gente que peces querían que el gobierno introdujera a la laguna para la alimentación y la recreación. Se trata de un problema en todo México. El gobierno está introduciendo especies como Oreochromis sp., Lobina Negra, bagre de canal a cuerpos de agua donde no se supone que deberían estar, con el resultado de que más y más especies nativas de peces están siendo llevadas a la extinción. La única esperanza para muchos de estas especies es, una vez más, que los aficionados a los acuarios tengan interés en mantener las especies mexicanas. Hay muchos cíclidos, vivíparos, cachorritos de agua y otras especies que son excelentes peces de acuario. La preservación de estos peces no vendrá de los gobiernos, donde no hay fondos para tal tarea. Sólo la acuariofilia tiene los recursos para ayudar.

Un esfuerzo organizado para ayudar a la causa es el Programa de Preservación CARES, por su siglas en Inglés (Conservación – Conciencia – Reconocimiento – Estímulo – Apoyo), que es un grupo internacional de aficionados dedicados a la promoción de la conservación de las especies de peces en peligro de extinción en la acuariofilia. Una persona no puede salvar todas las especies, pero muchas personas pueden salvar una especie. Por favor considere dedicar algo de espacio en su afición a una especie en necesidad.

Autor: Marco Arroyo

Ficha CONABIO

[pdf]http://www.conabio.gob.mx/conocimiento/ise/fichasnom/Characodonaudax00.pdf[/pdf]

 

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2020 Cíclidos México

Tema de Anders Norén

Translate »