Cíclidos México

¿Cómo identificar la especie de los peces?

La identificación de la especie a la cual pertenece un pez no es tan sencilla como la simple comparación del pez con una fotografía, las diferencias entre algunas especies son a veces tan sutiles que ni siquiera se aprecian en una fotografía bien tomada, mucho menos en una fotografía borrosa, además de esto existen variaciones considerables dentro de una misma especie llamadas variaciones intraespecíficas

Lo anteriormente mencionado además de la gran cantidad de especies descritas y no descritas contribuye a que exista la posibilidad de que la especie haya sido mal identificada, inclusive si esta identificación se encuentre en un libro o revista, se puede decir que son pocos los libros utilizados para identificar especies de peces que sean 100% confiables.

Pero, ¿Cómo es que los expertos identifican una especie?, de esta tarea se encargan científicos especializados en Taxonomía, esta rama de la ictiología se encarga no sólo de la identificación de las especies, también investiga las diferentes características morfológicas que puedan relacionar una especie con otra, que tan cercanas o no es una especie de otra, como evolucionaron, además se encarga de generar una clasificación que agrupe a las especies por:

Reino – Conjunto de phyla
Phylum – Conjunto de clase
Clase – Conjunto de órdenes similares.
Orden – Conjunto de familias relacionadas
Familia – Reúne a los géneros con grandes semejanzas.
Género – Conjunto de especies muy cercanas entre sí.

Esta clasificación sirve para generar un árbol genealógico evolutivo llamado filogenia y la alfa taxonomía se encarga de la caracterización y nomenclatura de las especies, que son las herramientas necesarias para realizar la identificación.

Cada especie tiene una serie de características muy bien definidas obtenidas a partir de un espécimen utilizado para realizar la descripción taxonómica (espécimen tipo) y cuando un científico(a) o investigador(a) cree haber encontrado una nueva especie, debe primero asegurarse que las características del pez en cuestión no correspondan a ninguna especie ya descrita anteriormente, estas descripciones son sumamente detalladas y definen todos los caracteres propios de la especie tan puntualmente como el número de radios de la aleta dorsal, la proporción del maxilar con respecto a los opérculos y en conjunto, todos estos caracteres definen a la especie y sólo comparando cada uno de ellos con los del pez es que se puede determinar si este pertenece a tal o cual especie, para realizar esta tarea de una manera más práctica, ya que los caracteres pueden ser muchos y el espécimen puede estar entre varias especies diferentes, es que se utilizan herramientas llamadas claves dicotómicas.

Estas claves funcionan de manera lógica, llevándonos por pasos hasta obtener la clasificación, aquí les presento un ejemplo:

Paso 1

Si la forma de pez es larga y delgada, ir al paso 2
Si la forma de pez no es larga y delgada, vaya al paso 3

Paso 2

Si el pez tiene aletas en punta, es un pez trompeta (Syngnathoides biaculeatus)
Si el pez tienen aletas lisas, es una morena manchada (Gymnothorax moringa)

Paso 3

Si el pez tiene los dos ojos en la parte superior de la cabeza, vaya al paso 4
Si el pez tiene un ojo en cada lado de la cabeza, ir al paso 5

Paso 4

Si el pez tiene cola larga como látigo, es un raya águila (Myliobatis aquila)
Si el pez tiene la cola corta, es un lenguado pavo real (bothus Lunatus)

Paso 5

Si el pez tiene manchas, ir al paso 6
Si el pez no tiene manchas, ir al paso 7

Paso 6

Si el pez tiene en la barbilla «bigotes», es un salmonete manchado (Pseudupeneus maculatus)
Si el pez no tiene en la barbilla «bigotes», es un tamboril manchado (Sphoeroides spengleri)

Paso 7

Si el pez tiene rayas, vaya al paso 8
Si el pez no tiene rayas, se trata de una pez hacha (pempheris schomburgki)

Paso 8

Si el pez tiene una cola en forma de V, es un pez ardilla (Holocentrus adscensionis)
Si el pez tiene una cola roma, es un pargo (Heteropriacanthus cruentatus)

El único inconveniente es que estas herramientas están orientadas a los científicos taxonomistas y hay algunas características que para un acuarista dejan de ser prácticas al tratar de utilizarlas ya que nosotros tratamos con peces generalmente vivos y los taxonomistas trabajan con especimenes conservados en formol. Existen una infinidad de caracteres que identifican a una especie y pueden ser sumamente complicados de determinar aún con un microscopio pero también existen algunos otros caracteres más fáciles de determinar como las proporciones del cuerpo, patrones de coloración, el número de radios en la aleta dorsal, las escamas en la línea lateral.

Este es un esquema básico de la anatomía de los peces:

El término morfología se refiere a dos ramas de la Biología, una que trata de la forma y de la estructura de los órganos y otras partes de los organismos, y la otra que trata de la forma y la estructura de un organismo como un todo.

En los peces, los principales caracteres usados para la descripción e identificación son atributos descriptivos, que hacen referencia a caracteres distintivos (por ejemplo, la forma de la aleta caudal), las medidas morfométricas que hacen referencia a variables numéricas continuas (por ejemplo, la longitud de la cabeza en relación a la longitud del cuerpo) y los caracteres merísticos, que hacen referencia a variables numéricas discretas (por ejemplo, el número de radios blandos y espinosos de la aleta dorsal).

El conjunto de características cuantificables se les llama características meristicas y son bastante útiles tanto para los científicos como para los acuaristas a la hora de tratar de identificar a un pez, comparándolas con la descripción de cierta especie, estas características como ya mencionamos son discretas o enteras, no es posible que un pez tenga 1.23 aletas o radios en las aletas, esta cuantificación debe ser precisa, lo cuál es bastante complicado tratándose de peces vivos y más aún si son peces pequeños, las medidas meristicas no son un método absoluto, cada grupo tiene una técnica específica de hacer estas cuantificaciones y en el documento de descripción se detalla claramente cuál es la técnica a utilizar.

Cuando tenemos acceso a un documento de descripción de alguna especie nos enfrentamos con un código que se utiliza para la descripción de las aletas.

Aquí una tabla que intenta explicar dicho código:

Los radios de la aleta caudal o cola se contabilizan sumando el número de radios ramificados más 2, esto es porque se cuantifican los radios principales superior e inferior.

A veces la cuenta se divide en dos grupos de radios, el grupo dorsal en la mitad superior y el grupo ventral en la mitad inferior, así que los radios principales caudales 6 7 determina que hay 13 radios, 6 en la parte dorsal y 7 en la parte ventral.

Algunos peces, como el género polypterids, pueden tener más de una aleta dorsal, mientras que otros tienen una aleta dorsal que se divide.

Si la aleta está dividida, una diagonal muestra la posición de la división DX / I, 8-10 muestra una aleta dorsal que se divide en dos después de la décima espina dorsal.

Si hay varias aletas dorsales, cada una obtiene un número y código distinto.

Algunas de las medidas más utilizadas son longitud total, longitud estándar, longitud transversal del cuerpo, longitud de la cabeza, altura de la cabeza, diámetro del ojo, tamaño pre-orbital (ampliamente utilizado en la identificación de cíclidos, es un hueso en la parte frontal de la cabeza), tamaño post-orbital, longitud pre-dorsal y longitud post-dorsal, por mencionar algunas.

Cuando llegamos al apartado de las escamas generalmente se encuentra bien especificado que tipo de escamas se está cuantificando y el área, la cuenta más común es el número de escamas en la línea lateral (no se cuentan las del pedúnculo caudal).

Muchas especies tienen variaciones intraespecíficas, es decir que los miembros de la misma especie pueden presentar diferencias en las medidas morfológicas y los conteos merísticos, esto genera que aparezcan en las fórmulas de descripción rangos numéricos. Este es un dato sumamente importante ya que como se infiere la descripción de una especie no es un dato duro, podemos encontrar individuos que sean diferentes en su morfología y conteos merísticos entre si pero no por eso significa que se trate de dos especies distintas.

Con estos tres elementos, la morfología, los datos merísticos y el acceso a la información correcta, tenemos lo necesario para poder identificar la mayoría de los peces de nuestro acuario, por raros que estos sean, el mejor lugar para buscar información acerca de la descripción de las especies de peces es: http://www.fishbase.org/

Una manera de acotar el trabajo de identificación es contar con la localidad de donde proviene el pez, aunque no sea ejemplar de captura, esto nos podría reducir el universo de posibilidades a unos cuantos, sin embargo este dato generalmente no es conocido ya que sólo algunos importadores o vendedores conocen los lugares de donde provienen los peces que comercializan.

Algunas veces cuando se encuentra una especie que no ha sido descrita se le colocan algunos prefijos en el nombre que hacen referencia a que la especie es similar a las características de un género en especial, de esta manera encontramos las abreviaciones sp., aff. y cf. las cuales significan:

sp)

    Especie, es decir que la nueva especie tiene características similares al género mencionado, por ejemplo Paratheraps sp. Coatzacoalcos, esto nos dice que el pez tiene características similares al género Paratheraps y proviene de la cuenca del Coatzacoalcos.

aff)

    Afinidad, es de igual manera una medida de comparación, quiere decir que cuando determinamos una especie por una clave de identificación y se tienen dudas se especifica que la especie a la cual llegamos es lo más cercano a lo que tenemos en mano.

cf)

    Confrontar, es algo muy similar a la afinidad, quiere decir que lo que fue identificado como tal especie debe ser constatado con cuidado.

En conclusión la identificación de la especie a la cual pertenece un pez es un proceso arduo y complicado, a veces es fácil identificar al pez pero en ocasiones no podemos tener la certeza de la especie en cuestión, con la experiencia adquirimos nociones que nos ayudan a discriminar posibles candidatos, sin embargo nunca debemos descartar a algún ejemplar por no cumplir exactamente con la imagen que tenemos en nuestra mente de la especie, siempre hay diferencias entre individuos, sino echen un vistazo a su alrededor.

Si les interesa saber más, leer:

Barel et al. (1977) – Una introducción a la taxonomía y la morfología de los Cichlidae haplocrominos del lago Victoria. Un manual para trabajos de revisión de Greenwood. Países. J. Zool., 1977 27 (4), 333-389

Fuentes:

http://panamafishinghole.com
http://www.pbs.org/wgbh/nova/teachers/activities/2215_reef_01.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Portada
http://www.practicalfishkeeping.co.uk
http://www.unap.cl/csmar/Museo/Peces/Anatomia.html
http://www.drpez.net/panel/showthread.php?t=336877
http://www.fishbase.org/Manual/Spanish/fishbasethe_morphology_table.htm

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2021 Cíclidos México

Tema de Anders Norén

Translate »