Cíclidos México

Apistogramma borellii (Regan, 1906)

El Apistogramma borellii, es un hermoso Ciclido enano sudamericano, que como el resto de apistogrammas, fascina con su comportamiento y reproducción. Tal vez sea uno de los Ciclidos más delicados de mantener, pero en este artículo os mostraré como yo conseguí mantenerlo en un acuario comunitario y logré su reproducción.

DESCRIPCION DE LA ESPECIE Y PROCEDENCIA

El Apistogramma borellii, Regan, 1906, también conocido con los nombres; Heterogramma borellii, Regan ,1906. Heterogramma ritense , Haseman , 1911. Heterogramma rondoni, Miranda Ribeiro, 1918. Apistogramma aequipinnis, Ahl,1939 y Apistogramma reitzigi, Ahl, 1939. Pertenece a la familia de los Ciclidos; esta especie procede de la región del Matto Grosso y la Plata, en el sur de Brasil, y en el punto de conexión del río Paraguay y el río Paraná en Argentina.

Su fama de pez súper delicado y los pocos reportes bibliográficos que existen, hacen que este pequeño Ciclido tenga una baja demanda y distribución en el mercado, siendo todavía escasos los ejemplares reproducidos en cautividad. Al igual que todo él género de apistogrammas, el dimorfismo sexual es bastante evidente: el macho es de mayor tamaño, alcanzando los 8 cm. ; sus aletas dorsal y anal son muy alargadas, llegando las puntas de estas hasta la aleta caudal. La aleta caudal y terminaciones de las demás aletas, son de color amarillo limón. Su coloración es de un amarillo intenso en la cabeza, pasando a un tono grisáceo con iridiscencias de color azul en el resto del cuerpo. También se puede observar una franja de color negro a lo largo de todo el cuerpo. De esta línea, que se hace mas evidente si el pez se encuentra algo alterado, proviene la denominación de esta familia de Ciclidos; Apisto= Irregular, Gramma=Línea. Por su parte, la hembra es de menor tamaño, alcanzando los 4`5 cm. Sus aletas son bastante más pequeñas y su coloración es de un amarillo mas oscuro en todo el cuerpo, tornándose de un amarillo realmente escandaloso en el momento de la reproducción y durante la cría de los alevines.

CONDICIONES DEL ACUARIO

Para que este Ciclido se encuentre en buenas condiciones y poder lograr su reproducción, seria recomendable ponerlo en un acuario de 60 litros; aunque os puedo decir que yo he conseguido reproducirlo varias veces en un acuario de 38 litros. Este pez suele ser algo tímido al principio, con lo cual recomiendo poner bastantes plantas; de esta forma siempre se sentirá al resguardo de cualquier incidente en el exterior del acuario. También colocaremos algunas piedras o ánforas a modo de cuevas, esto le servirá como escondite y posteriormente como posibles lugares donde realizar la puesta y esconder a las crías. Hemos de recordar que la mayoría de ciclidos regentan la zona media-baja, si lo vemos siempre en la zona alta es porque algo no va bien y no esta a gusto.

Las condiciones del agua deberán tener los siguientes valores: Ph 6-6`5; Gh 2º-6ºdgh; temperatura entre 25º-28ºC. Por otra parte la especie es sensible a la polución del agua, con lo cual se tendrán que vigilar los niveles de nitritos y de nitratos, y realizar cambios de agua regularmente. Los cambios de agua pueden ser de un 20% semanales, teniendo en cuenta sobre todo, de no variar en gran medida los parámetros existentes en el acuario.

COMPORTAMIENTO Y COMPATIBILIDAD CON OTRAS ESPECIES

Exceptuando la época de reproducción, el Apistogramma borellii es un Ciclido bastante pacífico, es mas, desaconsejo que habiten junto a otros Ciclidos mas territoriales, tipo Apistogramma agassizii, o Apistogramma Cacatuoides, sino queremos verlo siempre por los rincones del acuario. De todas maneras, si queréis mantenerlo en un acuario comunitario, este Ciclido se encontrará a gusto compartiéndolo con unas coridoras y unos caracidos. Cuando se encuentre perfectamente adaptado a su nuevo hábitat, podréis observar todo su hermoso colorido y su curiosa forma de natación. Sus movimientos son rápidos y cortos y siempre inclinando la cabeza hacia arriba. Con el tiempo veréis que también se hace mas curioso con el exterior y subirá inmediatamente a buscar la comida que le ofrezcas.

Es en el momento de la reproducción cuando el macho cambia totalmente su carácter, se volverá territorial y atacará a cualquier pez que se acerque demasiado al lugar de la freza. De todas maneras este cambio dura poco, ya que inmediatamente después de la puesta, y una vez fecundados los huevos por el macho, es la hembra la que se encarga de cuidar a la prole, defendiendo el territorio ante cualquier intruso.

ALIMENTACION

Tal vez sea aquí el mayor problema del mantenimiento de este Ciclido, su alimentación en estado salvaje se basa prácticamente en todo tipo de alimento vivo. En cautividad esta especie es muy difícil habituarla a la comida desecada, escamas o gránulos, con lo cual no nos queda mas remedio que suministrarle alimento congelado, tipo larva roja, añadiéndole de vez en cuando algún complejo vitamínico y a ser posible alimento vivo, tipo artemia salina. La artemia es un alimento vivo limpio de parásitos y fácil de obtener, que nos ayudará tanto a incitar la reproducción, como a la posterior alimentación de las crías.

También recomiendo tener paciencia a la hora de alimentarlos, ya que son bastante voraces y quieren la comida en movimiento, todo lo que les pase por delante y no lo coman seguramente será para los habitantes del fondo. Otra posibilidad son las papillas caseras, pero mientras para otros Ciclidos de su misma familia son excelentes, al Apistogramma borellii no parecen entusiasmarle. No desesperéis y seguir probando comidas, ¿quien no ha sido caprichoso a la hora de comer?.

LA REPRODUCCION

La reproducción de este hermoso y delicado pez, creo que es un reto para cualquier aficionado a los ciclidos sudamericanos. Por esta razón y antes de adquirir una pareja, recopile toda la información posible sobre el Apistogramma borellii. Adquirí un macho y dos hembras, ya que el macho es polígamo y es preferible mantenerlo con mas hembras si queremos tener éxito. En un primer momento los instale en un acuario comunitario de 200 litros con ciclidos y caracidos, pero tuve que sacarlos ya que eran perseguidos sin cesar por una pareja de Apistogramma agassizii. Opte por ponerlos en otro acuario mas pequeño junto a dos coridoras y unos neones, y el cambio fue total; empezaron a comer normalmente y a establecer sus territorios. A los pocos días comenzaron las disputas entre las hembras, y el macho comenzó a perseguir a una de ellas. Al igual que otros ciclidos, hasta que la hembra no esta a punto para la puesta, todo es una persecución del macho y una huida por parte de la hembra. De vez en cuando hacen una parada y el macho se contornea junto a la hembra, dándole unos suaves golpes con la cola.

Tal vez nunca lleguen a llevarse bien, pero hay que tener paciencia, es un comportamiento bastante habitual. En este caso os puedo decir que la insistencia del macho tuvo su éxito. La hembra comenzó a realizar unos movimientos ondulantes junto al macho y ha atraerlo hacia la cueva donde posteriormente realizarían la puesta. Los huevos son puestos colgados en el techo de la cueva, pasando seguidamente el macho para fertilizarlos; en este caso puso alrededor de 150 huevos. Una vez acabada la puesta, es la hembra la que se queda aireando los huevos, y expulsando a cualquier pez que se acerque demasiado, incluso al macho de Apistogramma borellii. El tiempo de eclosión de los huevos es aproximadamente igual que en la mayoría de Ciclidos de su especie, entre 48 y 72 horas. Es posible que tal y como vayan eclosionando los huevos, la hembra los vaya trasladando a un lugar mas seguro. Posteriormente pasaran 5 ó 6 días hasta que las crías consuman totalmente el saco vitelino, durante este tiempo la hembra defenderá celosamente la freza, e incluso veréis que a la hora de comer no siempre acude, y si lo hace será brevemente por unos segundos, regresando inmediatamente con la prole.

CUIDADO Y ALIMENTACION DE LAS CRIAS

Una vez que hayan consumido el saco vitelino, y puedan nadar perfectamente, saldrán con la madre que los guiara mediante determinados movimientos, a buscar alimento por todo el acuario. A partir de entonces su alimentación se basara en 2 a 3 tomas diarias de alimento vivo; infusorios o artemia recién eclosionada. Existen en el mercado todos los utensilios necesarios para poder criar este pequeño crustáceo, o bien podemos hacerlo de forma casera, adquiriendo los huevos de artemia, sal pura, un oxigenador y una botella de plástico.

Aunque la madre vigilará los alevines en todo momento, es aconsejable retirar al resto de los habitantes del acuario, o bien a las crías sin la madre a otro acuario, sino queremos que acaben siendo alimento vivo para los demás. Podemos dejar al macho junto con las crías, la hembra se encargara de que no se acerque a ellas, siempre estarán cada uno en una punta del acuario. Seguramente tendremos alguna baja entre los alevines, esto es bastante corriente, siempre hay alguno mas débil, que incluso nunca llega a comer. Si optamos por sacar únicamente a las crías, podemos ponerlas en un acuario mas pequeño sin filtro ni calentador, metido dentro del acuario comunitario. En este caso deberemos sifonar el fondo y cambiar el agua después de cada comida. También podemos añadir una pequeña cantidad de bacterias nitrificantes, para de esta forma mantener los nitritos a raya.

Os puedo decir que yo he experimentado las dos formas de criarlos; la primera puesta saque todos los huevos, los hice eclosionar y los críe con artemia viva, después opte por dejarlos en el acuario y que los criasen los padres, y os aseguro que vale la pena, no es difícil y disfrutareis de una experiencia maravillosa, observando día a día el comportamiento de toda la familia.

COMENTARIO FINAL

Espero que este articulo os anime a mantener a este Ciclido tan bonito y que tengáis suerte y paciencia para reproducirlo. Para cualquier consulta o duda que tengáis os podéis dirigir a esta dirección joyaperez@hotmail.com

Videos

 

BIBLIOGRAFIA

  • Guía practica ilustrada de los peces de acuario. Dick Mills y Dr.Gwynne Vevers, 1994
  • Atlas del acuario Mergus. Dr. Rüdiger Riehl y Hans A. Baensch, 1996
  • Complete Book of Dwarf Cichlids. Hans-Joachim Richter, 1989

Autor: José Mª Yarz

Cíclidos México, ©Copyright.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2021 Cíclidos México

Tema de Anders Norén

Translate »