Cíclidos México

Apistogramma piauensis

Esta especie cohabita en las zonas con profundidad máxima de un metro, junto a pequeñas especies de Cichlasoma. En estas zonas el fondo esta compuesto principalmente de lodo, alguna roca y la vegetación es prácticamente nula; tan solo alguna hierba y maleza que hacen de escondite ante depredadores. Únicamente durante la época de lluvias y con el aumento de caudal de estos ríos, llegan a conectar con zonas en las que existe gran cantidad de plantas acuáticas de superficie.

DESCRIPCION DE LA ESPECIE

Se trata de una especie con un cuerpo ligeramente alargado en el que se pueden observar cambios de librea realmente excepcionales. El dimorfismo sexual es bastante evidente. El macho alcanza una talla máxima de 4 cm, y su coloración en estado normal es ligeramente dorado. Posee una aleta caudal de forma redondeada, y una aleta dorsal bastante mas desarrollada que en la hembra. En la aleta caudal y anal se pueden apreciar unos puntos en tonos azules y rojos, y en la dorsal un ribete de igual coloración. También se puede apreciar en estados anímicos más activos, tonalidades azules y rojas formando una especie de laberinto en la zona suborbital del ojo. Las aletas adquieren una tonalidad rojiza y se pueden observar unos pequeños puntos de color rojo repartidos por el cuerpo.

La hembra por su parte alcanza los 3,5 cm y en estado normal posee una coloración entre gris y marrón. En ella destaca una franja negra que parte de la boca y cruzando por el ojo termina con una mancha gruesa en el comienzo de la aleta caudal. Estas manchas negras también son visibles en la base de aleta dorsal, sobretodo en estados mas alterados. También posee las líneas suborbitales de los ojos muy definidas y el primer radio de las aletas dorsal y ventrales es de color negro. Durante la época de reproducción adquiere una tonalidad amarilla intensa, destacando mayormente su franja transversal que se hace intermitente, las manchas negras en la base de la aleta dorsal y la línea suborbital del ojo. En momentos de estrés se tornará realmente apagada, con una tonalidad muy oscura y llena de manchas negras por todo el cuerpo.

MANTENIMIENTO Y COMPATIBILIDAD CON OTRAS ESPECIES

El mantenimiento de esta especie no presenta grandes problemas, tan solo deberemos mantenerlo con una excelente calidad de agua y los parámetros adecuados. En un acuario de 50 litros podremos mantener perfectamente una pareja y conseguir que se reproduzcan sin mucha dificultad. Si por el contrario optamos por mantenerlo en el acuario comunitario, esta especie pertenece al grupo mas tímido y pacifico del generó Apistogramma. Con lo cual deberemos observarlos, si han de cohabitar con Ciclidos mas agresivos, ya que al igual que Apistogramma borelli, le costara hacerse sitio entre ellos.

Para una perfecta aclimatación de esta especie, deberemos situar los parámetros químicos y ambientales del acuario en los siguientes valores: ph entre 6,5 y 7, dureza entre 1 y 5 y temperatura entre 25º y 27º C.

Esta especie es algo tímida, pero se moverá por todo las zonas del acuario en busca de alimento, eso sí, ocultándose en su escondite favorito a la mas mínima situación de peligro. El Apistogramma piauiensis convivirá perfectamente con diversos carácidos y Corydoras, formando una comunidad realmente llamativa, en cuanto a coloración y comportamiento. Aunque se trata de una especie pacifica, el mantenimiento con otros representantes del genero Apistogramma u otros cíclidos, solo será posible en un acuario mas grande, ya que en el momento de la reproducción, el macho se volverá agresivo hacia los demás habitantes y realizara eternas persecuciones a la hembra.

LA ALIMENTACION

El tipo de alimentación de esta especie ira en función de su procedencia. Los ejemplares reproducidos en cautividad serán relativamente mas fáciles de alimentar, ya que suelen estar acostumbrados a comida congelada y en alguna ocasión a escamas. Por el contrario los ejemplares salvajes, están acostumbrados a tomar todo tipo de alimento vivo en su hábitat. Esto hará necesario suministrarle alimento vivo, tipo artemia, daphnia o algún gusano, ya que muy raramente aceptaran las escamas. Podemos intentar acostumbrarlos al alimento congelado, tipo larva roja, este es un alimento rico en proteínas, que en poco tiempo lo aceptaran de buena gana. A los liofilizados y escamas costara mas, pero deberemos intentarlo; de esta forma podremos suministrarles todas las vitaminas y minerales precisos, además de sacarnos de algún apuro por falta de algún alimento.

REPRODUCCION DE LA ESPECIE

Al igual que el resto de representantes del género Apistogramma, esta especie se comporta de forma hombre-madre y también posee una marcada agresividad durante la época de cría, sobretodo por parte de la hembra. Mientras el macho se reproducirá con una o mas hembras a la vez, estas cuidaran celosamente de la puesta, atacando a cualquier intruso que se acerque. Para intentar reproducir esta especie es aconsejable mantener un macho con dos o mas hembras, aunque podemos probar primeramente con una pareja. Si todo va bien y tras un periodo de adaptación, podremos observar las primeras manifestaciones de entendimiento entre ambos. El macho cambiara su librea dorara a una tonalidad mas oscura y lleno de tonos rojos y azules, sus movimientos ondulantes ante la hembra y las persecuciones serán cada vez mas insistentes. La hembra por su parte, tal vez hulla en un primer momento, pero tarde o temprano caerá ante los encantos de su galán; se volverá de una tonalidad amarilla, remarcándose todas sus franjas y manchas negras. Realizara movimientos encogidos, con las aletas completamente plegadas y apuntando siempre con la cabeza hacia arriba, demostrando una cierta sumisión. Mas tarde la hembra ira atrayendo al macho al lugar de desove, una cueva formada por cualquier elemento decorativo del acuario, roca o tronco. Mientras la hembra comienza a desovar, el macho saldrá varias veces de la oquedad, para vigilar que no se acerquen intrusos; a la vez que ira fecundando los huevos que la hembra ira poniendo. Una vez que hayan terminado, será la ésta la encargada de cuidar de la puesta.

La hembra pondrá alrededor de un centenar de huevos de color blanquecino y de un tamaño de 1 mm aproximadamente, que harán eclosión transcurridas 48 horas. En ese mismo momento los trasladara a un lugar seguro, dándonos la impresión de que pudieran haber desaparecido. En alguna ocasión los huevos se pueden estropear, pero si observamos a la hembra con la coloración amarilla intensa, es porque tiene a los pequeños escondidos.

Aun pasaran dos o tres días hasta que podamos ver a la madre con sus pequeños saliendo a tomar alimento. Para entonces no estará de más haber sacado al macho anteriormente, evitaremos sorpresas desagradables. La hembra vigilará de las crías hasta que comiencen a moverse por todo el acuario buscando alimento, momento en que le será difícil controlarlos y prácticamente abandonara los cuidados. De esta forma y en pocos días, podremos volver a juntar a ambos, que ya estarán dispuestos para reproducirse nuevamente.

ALIMENTAR A LOS ALEVINES

Aunque podemos hacer eclosionar los huevos fuera del entorno de los padres, se puede decir que la cría y mantenimiento de los pequeños, comienza una vez que hayan consumido el saco vitelino y sean capaces de nadar libremente. Desde este momento deberemos suministrarles infusorios o artemia viva recién eclosionada, hasta pasadas unas 6 semanas. Para un buen crecimiento, será importante durante este tiempo administrarles entre 2 y 3 tomas diarias. Una vez los alevines alcancen un tamaño cercano a un cm. , podremos comenzar a darles alimento congelado, con alguna escama mas triturada, combinándolo con la artemia. Al principio les costara y la rechazaran, pero no desistáis y continuar dándoles de todo un poco. Es el momento de acostumbrarlos, sino mas tarde será prácticamente imposible y a la larga sufrirán carencias de vitaminas y minerales.

Para poder criar tranquilamente a las crías, deberemos dejar tan solo a la madre con ellos o bien retirarlos a otro acuario donde alimentarlos. Junto a una alimentación variada, los cambios de agua mas frecuentes de lo habitual, harán que los pequeños tengan un crecimiento mas rápido, alcanzando el cm. en unas 8 semanas.

COMENTARIO FINAL

Este pequeño cíclido, pertenece al grupo de Apistogrammas que raramente son importados en nuestras tiendas especializadas habituales. Por suerte, conseguir estas especies va siendo cada vez mas fácil. Hemos de pedirlos en nuestra tienda de confianza y tener paciencia.

BIBLIOGRAFIA

  • American Cichlids I.Dwarf Cichlids. Horst Linke- Wolfgang Staeck. 1994 Tetra Press
  • Complete book of dwarf Cichlids. Hans-Joachim Richter. 1989. T.F.H.Publications, Inc

próximo puesto

Atrás puesto

Dejar una contestacion


9 + 6 =


© 2018 Cíclidos México

Tema de Anders Norén